La OMS no la ha catalogado aún como una enfermedad, pero algunos expertos consideran que esta obsesión por el mundo digital puede convertirse en un problema de salud pública.

Las consultas de los centros médicos reciben cada vez a un mayor número de pacientes afectados por su adicción al mundo digital. De momento, la OMS no cataloga este fenómeno como una enfermedad, aunque algunas voces expertas en el mundo de la Web 2.0, el marketing on line y las redes sociales, como Juan Merodio, sí alertan acerca del creciente número de personas que acuden a las consultas médicas aquejadas de esta adicción.

Tan alto es el número de quienes se enganchan a las redes que Merodio considera que en un tiempo la “ciberdrogodependencia” podría convertirse en un problema para la salud pública. Según los datos que aporta, en China un 42% de los internautas se considera adicto a la Red, mientras un 18% de los estadounidenses confiesa que necesita estar conectado al menos seis horas al día. En Argentina, por ejemplo, existe un grupo llamado “viudas de Internet” que son mujeres que hacen terapia conjunta para consolarse por las horas que sus parejas pasan conectados a Internet.

En España, la tendencia es similar, ya que un 15% de los ciudadanos se considera adicto a Internet, un porcentaje que crece al ritmo del 2% anual. En este sentido, las redes sociales son el principal vehículo de enganche. Facebook y Twitter atrapan a los internautas, que pierden el control del uso del ordenador y del teléfono móvil, una actitud que acaba repercutiendo en su vida personal de manera negativa. Empeora y degrada las relaciones con familia, pareja y amigos. Tanto uno como, ambas redes sociales, son canales diferentes, pero que encierran al individuo en un mundo más virtual que real.

Juan Merodio aconseja que para solventar esta nueva patología es necesaria la educación: el factor educativo en el uso de las redes sociales puede servir para frenar o prevenir un problema, que se ceba con los jóvenes.

Fuente: madrid2noticias.com

Enhanced by Zemanta
About these ads