Web 2.0

La Fundación Laboral de la Construcción celebra un Foro en el que se pone de manifiesto la importancia de la web 2.0 aplicada a la formación. Presentadas las conclusiones del trabajo sobre ‘Las nuevas necesidades de cualificación y los nuevos métodos de aprender: aplicación de la web 2.0

5 de octubre de 2011.- El pasado 29 de septiembre, la Fundación Laboral de la Construcción celebró una jornada de difusión de las conclusiones del Foro de reflexión ‘Las nuevas necesidades de cualificación y los nuevos métodos de aprender: aplicación de la web 2.0’, en la que se puso de manifiesto la importancia de los nuevos entornos 2.0 aplicados a la formación.

Este proyecto, financiado por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo y el Servicio Público de Empleo Estatal, ha sido desarrollado por la Fundación durante los nueve primeros meses de este año, dentro de las acciones de apoyo y acompañamiento a la formación, reguladas por el Real Decreto 395/2007. Además, es el cuarto foro que organiza la entidad paritaria en este marco.

Durante su desarrollo, un grupo de expertos, procedentes de distintos ámbitos, analizaron las nuevas necesidades de cualificación y los nuevos métodos de aprendizaje que ofrece la web 2.0. Precisamente las conclusiones de este trabajo fueron expuestas en la citada jornada, entre las que destaca una serie de recomendaciones para potenciar el uso de las herramientas web 2.0, que van dirigidas a todos aquellos que participan en la gestión y desarrollo del sistema de formación profesional para el empleo.

El director de Formación de la Fundación, José Antonio Viejo, inauguró la jornada y dio paso a Javier González López, director del proyecto y responsable de Proyectos Internacionales de nuestra entidad, quien expuso cómo se ha desarrollado el Foro de Aprendizaje 2.0 y resumió sus conclusiones.

A continuación, el catedrático por la Universidad de Sevilla en el Departamento de Didáctica y Organización Escolar y Métodos y Diagnóstico en Investigación, Julio Cabero, impartió una excelente ponencia sobre “los efectos de la tecnología en el aprendizaje y propuestas para la implantación y mejora del uso de herramientas 2.0”.

Asimismo, Teresa Muñoz, directora del Área de Sociedad del Conocimiento de Fundecyt, explicó “el proyecto europeo SVEA, que analiza el uso de la web 2.0 para la colaboración de profesores y formadores”.

Javier Gregori, responsable del departamento de Innovación de la Fundación, moderó la Mesa redonda sobre “el análisis del uso de la tecnología en formación para el empleo en el escenario 2020”. En ella participaron: Manuel Gutiérrez de Diego, socio fundador de Socialnautas, Manuel Fandos Igado, responsable de Relaciones Externas de Master-D, y José Ortega Mohedano, coordinador del Observatorio Scopeo.

Por su parte, José María Díaz Zabala, director gerente de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, y Enrique Corral Álvarez, director general de la Fundación Laboral de la Construcción, fueron los encargados de la clausura de la jornada.

José María Díaz Zabala expresó la “necesidad de potenciar el uso de las nuevas herramientas tecnológicas en el aprendizaje’ y resaltó tres actuaciones en las que su entidad trabaja para el fomento del e-learning: la limitación de la formación a distancia tradicional, su incorporación real a la certificación profesional, y su desarrollo a través del fomento del entorno del aprendizaje 2.0”.

Por su parte, Enrique Corral anunció, durante su intervención, que “en los próximos días se abrirá un nuevo entorno virtual de aprendizaje para todos los trabajadores del sector”, explicó. Hecho que acompaña, en palabras del director general, “a uno de los ejes estratégicos de la entidad: la innovación”.

Conclusiones del Foro

Entre las conclusiones del trabajo realizado destaca la idea de que “la simple presencia de las tecnologías no crea entornos de calidad, sino que es necesaria la aplicación de estrategias específicas y, sobre todo, la selección de las adecuadas para la formación que se va a impartir”.

Tres son los desafíos de la formación actual y estos tres desafíos se recogen en los estándares de competencias en TICs para docentes (Unesco 2008). Cada competencia hay que verla desde diversos niveles de análisis: nociones básicas de TIC, profundización del conocimiento y generación de conocimiento.

Los nuevos entornos de aprendizaje y el uso de herramientas TIC implican cambios en el rol del formador pero también del papel que ejerce el alumno en el aula. El foco ya no está en el contenido, ahora se ha situado en la interacción de las personas que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje y la construcción compartida de conocimiento que surge de esta interacción.

En el Foro quedó claro que, hoy en día, los docentes en ejercicio necesitan estar preparados para ofrecer a sus estudiantes oportunidades de aprendizaje apoyadas en las TIC. Sin embargo, también se expusieron las barreras que suponen las TIC en formación para el empleo y a tener en cuenta a la hora de realizar el diseño de la formación: la brecha digital –para la que se tendría que tener una perspectiva crítica, pensando bien los modelos didácticos a seguir, así como el perfil del alumnado y su competencia digital; la falta de permeabilidad –se requiere una actitud colaborativa e inquieta de los formadores, y que pierdan el miedo a compartir sus experiencias, dejando a un lado la competitividad-; y en último lugar, la propiedad intelectual -las licencias Creative Commons (CC) permiten que los autores de trabajos susceptibles de ser protegidos por las leyes de propiedad intelectual (libros, música, artículos en blogs, fotos, vídeos, etc.) puedan dar permiso a terceros para que usen gratuita y legalmente sus trabajos, siempre que respeten una serie de condiciones, sin perder sus derechos de propiedad intelectual-.

La función de los community manager

Tanto de los nuevos entornos como de los nuevos roles que se exigen al formador surgen nuevas figuras cuya función principal es la dinamización, la motivación de los agentes que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje para que utilicen las herramientas web 2.0. Una de las figuras, importadas del sector del marketing, es el community manager.

El Sistema de formación profesional para el empleo debe racionalizar el tiempo de aprendizaje, flexibilizándolo y utilizando fórmulas válidas de gestión, que promuevan el uso de las TIC en la formación.

El sistema debe promover el trabajo colaborativo de todos los implicados en el proceso de enseñanza-aprendizaje y la creación de herramientas web 2.0, que puedan compartir los formadores en entornos colaborativos.

Entre las recomendaciones finales del Foro de reflexión sobre ‘Las nuevas necesidades de cualificación y los nuevos métodos de aprender: aplicación de la web 2.0’, destacan:

  • Aprovechar la influencia de la web 2.0 en los ámbitos personales y sociales como facilitador para el desarrollo de la web 2.0 en el ámbito de la formación para el empleo.
  • Desarrollando una política y estrategia en todo el conjunto del Estado español, para que, desde las administraciones públicas implicadas en los procesos de formación para el empleo, se potencie la implantación progresiva de la web 2.0 en los mismos.
  • Y generando un plan en el cual se incentive la puesta en marcha progresiva de la web 2.0 en la formación para el empleo, con la vista puesta a su completa implantación a tres o cuatro años vista.
  • Impulsar, por parte de las administraciones competentes, proyectos y experiencias que potencien el uso de estas herramientas (tanto en los centros de formación como en las empresas).
  • Hacer visible la formación web 2.0. El objetivo es que los agentes que toman decisiones en el ámbito de la formación para el empleo (organizaciones empresariales y sindicales, administraciones públicas, empresas etc.) conozcan las posibilidades de la formación 2.0. Por ejemplo, elaborando una guía de buenas prácticas de aplicaciones de web 2.0. para la enseñanza; elaborando un plan de comunicación para concienciar a todos los actores de la formación para el empleo; y coordinándose con organismos dedicados a la promoción del uso de las TIC, para abordar una estrategia conjunta.
  • Aprovechar que la Unión Europea está haciendo esfuerzos considerables para la implantación de la web 2.0 en el ámbito de la formación y del empleo. Este contexto es un facilitador para el impacto de la web 2.0 en la formación para el empleo.
  • Promover la cultura de gestión del conocimiento, basada en compartir conocimientos y experiencia con transparencia.
  • Fomentar la implantación de un sistema formativo basado en m-learning. Al disponer de un dispositivo móvil, la capacitación se puede producir en el momento que se requiera. El e-learning fomentó la formación frente al ordenador, abandonando su puesto de trabajo para asistir al aula; con el m-learning el alumno queda liberado de la formación frente a un ordenador.
  • Incentivar, motivar y animar al uso de nuevas tecnologías sin menospreciar la actitud de los usuarios basándose en características como la edad, la cualificación profesional o el nivel de formación.
  • Coordinar y fomentar la realización de análisis de necesidades formativas.
  • Potenciar la socialización de usuarios a través de herramientas web 2.0 como paso previo a su uso para la formación podría ser un primer facilitador.
  • Y establecer mecanismos de recompensa por alcanzar determinados objetivos y trabajar de manera ordenada y colaborativa durante el proceso de formación.

Fuente: Urbanoticias.com

Enhanced by Zemanta
Anuncios