Con recientes eventos en el mundo, las civilizaciones o masas han tenido mucho que pensar y por lo tanto no hay un descanso mental… en realidad nunca hay un descanso, todo esta en todas partes y cuando nos vamos a dormir nos llevamos todos esos pensamientos y se pueden incluso aparecer en nuestro sueños.

La entrada de esta semana me concentré en una reflexión que he tenido a raíz de todo lo que veo que sucede y las malas noticias que corren como pólvora. No quiero reiterar que si Trump ya es presidente o que el gasolinazo y el copetudo, o que “El chapo” ya por fin se las ve negras en una cárcel fresa de Manhattan, lo que quiero comentar es más sobre lo que opinamos al respecto.

Hace algunos días le preguntaba a mis alumnos de Comunicación sobre su postura sobre esos temas, todos me dieron su versión…

Ver la entrada original 831 palabras más

Anuncios