canal marketing

La publicidad es una de las profesiones más bellas pero también una de las más absorbentes. Son muchos los que pueden pensar que los creativos tienen una de las profesiones más fáciles del mundo. Al fin y al cabo, únicamente se trata de pensar. Nada más lejos de la realidad.

El ritmo en las agencias creativas es frenético. Los tiempos marcados por los clientes suelen correr en contra de la llamada de las musas y hay que cumplir. A esto sumamos la cada vez más voraz competencia, cambios de hábitos de los consumidores, nuevas herramientas y tecnologías y el avance de fenómenos tan preocupantes como el ad blocking.

Estamos ante una profesión en la que se exige tanto o más que en el resto donde la presión es la tónica. Esto no quiere decir que no tenga su parte buena. La tiene y muy buena. El problema surge cuando…

Ver la entrada original 830 palabras más

Anuncios