marketing one

La próxima vez que tenga un ataque irresistible de creatividad -algo que usualmente sucede los lunes en la mañana-, siéntese y respire profundo.

Antes de lanzarse a rediseñar su página web, crear su canal en Twitter o comprar ese maravilloso software de CRM que parece ser el fin a todos los males; pregúntese para qué. Cada táctica debe responder a su estrategia de marketing.

Si el para qué está claro, la estrategia es una consecuencia lógica. Sólo cuando sabe para dónde va es que determina lo que necesita para llegar.

Hacer muchas cosas no reemplaza el hacer las cosas correctas

De nada sirve implementar una gran cantidad de iniciativas si no apuntan al lugar correcto o si no atacan la esencia de un problema.

Las tácticas no se definen porque parecen ser efectivas, porque suenan interesantes o porque están de moda; las tácticas correctas se definen en función del problema…

Ver la entrada original 204 palabras más

Anuncios