detintasomos

El hashtag (#) es el gran afán del sentido de pertenencia a todo tipo de comunidades efímeras. Es el prefacio de la aldea global, ese símbolo de gato para anunciar a los cuatro vientos que estamos metidos en una conversación a la que, sin invitación expresa, nos sentimos convocados. Es el entretejido comunitario de marcas, movimientos, expresiones; el espejismo de modas pasajeras que sueñan con la gloria de marcar tendencia; suspiros con aires de grandeza; cuadros sinópticos de estereotipos, tribus, congregaciones, deseos…

Por nuestros hashtags seremos reconocidos, apreciados, vilipendiados, celebrados, ninguneados, destacados, aplaudidos, extraviados y encontrados, porque a fin de cuentas es el código con que nos colamos en los avisos clasificados de las redes sociales, una suerte de llave de acceso a canales de comunicación que teóricamente define compartimentos de interés de la gente. A través de estos, de hecho, se generan los trending topics de Twitter y el…

Ver la entrada original 436 palabras más

Anuncios