alejandro godoy blog

Que no te pasen…

1.Olvidaste el problema que te habías propuesto solucionar:

Un emprendimiento se trata siempre de solucionar de forma rentable (y diferente) un problema detectado como oportunidad en un mercado. Si bien, un emprendimiento requiere de una gran capacidad de adaptación, en toda su etapa inicial (donde básicamente se dedica a encontrar y dar forma su modelo de negocio); nunca, pero nunca, debes olvidar cuál fue el problema descubierto que resultaba INDISPENSABLE solucionar.

2. Tu solución no logra diferenciarse de las otras alternativas disponibles:

¿Eres uno más? ¿Cuesta diferenciar tu solución (que es nueva en el mercado) de las ya existentes? Entonces, estás en un problema grande. La clave de todo negocio, incluso de las empresas ya establecidas es DIFERENCIACIÓN y POSICIONAMIENTO. Si tu Propuesta de Valor, no logra distinguirse de las de la competencia, pues entonces debes concentrar todos tus esfuerzos en re-diseñarla.

3. Tu Propuesta de Valor…

Ver la entrada original 943 palabras más

Anuncios