canal marketing

Aunque existe una tendencia generalizada a hacer del liderazgo algo más complejo de lo que es en realidad, lo cierto es que el noble arte de liderar es mucho más fácil de lo puede parecer a simple vista.

Para llevar adecuadamente las riendas de un equipo de trabajo (y evitar que éste se desboque), los líderes deben poner en manos de sus subordinados cuatro cosas muy sencillas, las que disecciona a continuación Inc.:

1. Dirección clara (y meridiana)
Proporcionar a su equipo una dirección clara (para saber exactamente qué camino tomar) es el trabajo número uno de un líder. Un buen líder está obligado a compartir objetivos con su equipo y a comunicar tales objetivos con una precisión milimétrica. Cuando la claridad falla, afloran habitualmente la confusión, los desajustes, la frustración y la ausencia de “engagement”.

2. Apoyo
El equipo carga sobre sus espaldas con la mayor parte del…

Ver la entrada original 285 palabras más

Anuncios