Sara González Reparaciones Informáticas

Algún día Stephen King escribirá una historia sobre esto, si no lo ha hecho ya. Cambias de domicilio, contratas una línea telefónica y a los pocos días recibes una llamada. Qué extraño, si no has compartido con nadie tu número de teléfono. Descuelgas y al otro lado te ofrecen contratar un servicio con el que te prometen ahorrar a final de mes.

Aunque parezca una historia de terror, esta anécdota no es tan descabellada y a todos nos ha ocurrido en más de una ocasión. Las llamadas con fines comerciales están a la orden del día, y si bien pueden ser útiles si estás buscando una alternativa a tu prestador de servicios, normalmente es una molestia, en especial si las llamadas son habituales.

Se entiende por spam telefónico el abuso de las llamadas comerciales, es decir, llamadas reiteradas, a deshora y molestas, sobre todo cuando la llamada es automática y nadie responde al otro lado.

Averiguar cómo nuestro número de…

Ver la entrada original 803 palabras más

Anuncios