Seguro que os suena la siguiente historia: estás en tu red social y recibes una nueva solicitud de amistad de una chica joven que no conoces. Pinchas para ver de quién se trata y te encuentras a una mujer atractiva, que sin mediar palabra y sin tener aparentes amigos en común, quiere establecer contacto contigo.

Antes de que te des cuenta, la conversación sube de tono y tu recién estrenada amiga te envía fotos de contenido sexual. Después te pide que le envíes las tuyas e incluso te propone conectar la ‘webcam’ para tener una sesión de ‘sexting’Si aceptas, puedes ser víctima de la ‘sextorsión’ y la estafa virtual.

Según informa El confidencialni siquiera hará falta que le hayas mandado fotos o vídeos sexuales, bastará que hayas conectado un segundo tu ‘webcam’ para que elabore su propio material. Puede coger tu cara y hacer un montaje de foto o vídeo y para difundirla.

Tu extorsionador puede…

Ver la entrada original 307 palabras más

Anuncios