Emprendiendo e Innovando con la Tecnología

Hay lujos que es difícil permitirse cuando se está arrancando un negocio y uno de ellos es tener una oficina propia. La solución viene de la mano del coworking, una opción cada vez más popular ya que permite tener el espacio de trabajo que se necesita y además, ahorrar costes.

Las cuentas salen. Según los expertos del sector, compartir local permite un ahorro de hasta el 60% en gastos fijos como la electricidad, la limpieza o el teléfono. Además, los espacios de coworking tienen otras ventajas.

Una sola cuota

Los precios varían dependiendo de los servicios que ofrezcan y la zona en la que estén. Normalmente se pueden encontrar buenas oficinas compartidas por un precio que oscila entre los 200 y los 300 euros al mes. La cuota incluye los gastos de alquiler, luz, fotocopias, impresiones, agua, mantenimiento, etc. Esto no significa que haya que derrochar los recursos, ya que…

Ver la entrada original 330 palabras más

Anuncios