Diario Formación

Las prácticas en empresas son una parte fundamental de la formación y casi todos los estudiantes pasarán, en un momento u otro, por un periodo de prácticas. Son una forma de entrar en el mercado y darse a conocer, además de ayudar a asentar los conocimientos teóricos.
Las prácticas que se realizan en el marco de una acción formativa se clasifican en dos grandes tipos.

1) Prácticas curriculares

Se consideran como una asignatura más dentro del temario, lo que implica:

– Son obligatorias
– Tienen un número de horas preestablecido
Además, normalmente tienen asociada la realización de una memoria final como método de evaluación. En general no incluyen compensación económica, ni cotización a la Seguridad Social, aunque el alumno sí está cubierto por su seguro escolar.

Ver la entrada original 165 palabras más

Anuncios