Get Inside

Cuando queremos empezar a “comer bien”, usualmente uno tiende a buscar inspiración o información en uno de los miles de blogs de internet que te aseguran ser parte de este movimiento de “vida saludable”.

Muy linda la fotito del plato hasta que te ponés a leer la lista de ingredientes.  ¿DE DÓNDE SACO UN PULPO O UNAS NUECES DE LA TURQUÍA ASIÁTICA? Ni hablar si las recetas son de origen anglosajón y las leemos desde un país latino, es como si existiésemos en un mundo alterno.

Y si el caso es que lo que buscamos efectivamente está en el mercado, puede pasar que sea carísimo, principalmente otras variedades de frutos o vegetales.
Y que los precios sean considerablemente altos, más que colaborar con la causa, normalmente espanta a todo aquel que quiera comenzar el cambio, que por obvias razones, no quiere gastar una fortuna en algo que ni siquiera conoce.

Ver la entrada original 557 palabras más

Anuncios