Ale Dening

Si difundís tu proyecto por Facebook y más o menos hiciste las cosas bien como para recibir consultas y con todas las ganas respondés y luego como respuesta sólo recibís un aturdidor silencio de radio, no te preocupes: es normal.

Sobre este tema ya hablé en la nota acerca de cómo responder consultas en Facebook, pero vamos a explayarnos un poco más. Facebook es “impulso”: veo, tengo una pregunta, consulto, leo respuesta, listo. En general es sólo eso. Curiosidad. Preguntar no cuesta más que cuatro letras “info” o seis “precio”. A veces mis clientes se quejan: ni un hola, ni un gracias, nada! Qué maleducados! Y yo les digo: bienvenidos a la modernidad líquida!

A ver, la impersonalidad de las redes sociales es impunidad total. No hay nada en juego, si bien hay un “face to face”, éste no es literal (qué irónico, no?). Imaginemos ver algo en vidriera…

Ver la entrada original 422 palabras más

Anuncios