Meditaciones del día

Twitter es una red social a la que hasta hace poco he dedicado muy poca atención, y sobre la que me ha parecido interesante hablar aprovechando el revuelo que ha provocado el reciente cambio es uno de sus rasgos principales: la limitación del número de caracteres por publicación que le dio nombre al asociarlo con el tweet, la onomatopeya -en inglés, of course- que equivale a nuestro “pío”, al piar del pájaro de su logotipo.

Decía que es una red social a la que he tenido muy abandonada, una red social con la que no había sintonizado hasta hace unas pocas semanas porque, en mi mente, seguía funcionando con los patrones de la web 1.0: sólo utilizaba las redes sociales para emitir la información que yo tenía interés en compartir.  Y para eso, los 140 caracteres de los que hasta ahora disponíamos en Twitter me resultaban escasos.

Además, en…

Ver la entrada original 818 palabras más

Anuncios