Buscando a Casiopea

¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Se puede resumir la historia del pensamiento en esas dos preguntas. Más o menos. Sin embargo, hoy, nada de eso interesa. A casi nadie. Las generaciones que empujan desde la adolescencia no tienen ni tiempo ni ganas para enfrentarse a cuestiones de un calibre parecido, ni una ligera preocupación por ellas. Como mucho, lo que responderían sería como “tío, no me rayes” o un espresivo “pos ok”.

Ver la entrada original 662 palabras más

Anuncios