Santy Torres

¿Quién rechazaría una cena en un restaurante de lujo totalmente gratis? ¿Y un viaje a un lugar muy lejano a precio de risa? ¿O un ‘smartphone’ de última generación por apenas un euro? Son algunas de las ofertas que pueden llamar nuestra atención como consumidores. Sin embargo, tras una promo atractiva casi siempre suele haber problemas.

Los codiciados billetes de AVE a 25 euros -para celebrar los 25 años de este tipo de trenes- no han parado de generar críticas entre usuarios y medios de comunicación. La subasta de vuelos a Nueva York -desde cinco euros- que llevó a cabo Iberia en el año 2013 tuvo que posponerse por un colapso en la página web, ante el enfado de miles de usuarios. Asimismo, la compañía Cinesa veía cómo sus clientes enfurecían durante el Black Friday al ofrecer una promoción de entradas 2×1 con códigos que daban error debido…

Ver la entrada original 1.247 palabras más

Anuncios