Contamos historias desde que podemos hablar, es probable que incluso desde antes. El poder de esta herramienta está en que tiene la capacidad de conectar con las personas a un nivel emocional.

Pero, ¿cómo hacemos esto?

¡Escribe sobre lo que sabes! Suena fácil pero… no queremos hablar sobre ir de compras al supermercado o cómo nos bañamos en la mañana. Probablemente quieres hablar de explosiones, negocios, fantasmas, diseño de modas. ¡Esto puedes hacerlo! Pero será importante que agregues cosas de tu propia vida al relato, cómo te sientes (solo, triste, feliz, confundido), al hacer esto hará que la historia cobre vida y no solo sea una persecución aburrida entre dos carros.

Te doy un ejemplo con la película de Monster Inc, cuando su autor comenzó a analizar la idea de la historia consideraba que habría un personaje principal: un monstruo y que este se ganaría la vida asustando niños…

Ver la entrada original 218 palabras más

Anuncios