LEOPOLDO MENDÍVIL BLOG

By: New York Times

CreditGlenn Harvey

Durante los últimos años, Facebook ha probado las reacciones de sus usuarios mediante dos aplicaciones distintas de redes sociales.

La primera tiene un diseño maximalista: les permite a los usuarios publicar largas actualizaciones en sus cuentas, con enlaces a artículos noticiosos, fotografías, videos y más. Está diseñada para ser un megáfono gigantesco, con un énfasis en el contenido compartido en público y un canal de noticias algorítmico capaz de hacer que las publicaciones se hagan virales en todo el mundo.

La segunda es minimalista, diseñada para compartir de manera íntima en vez de hacer transmisiones virales. Los usuarios de esta aplicación —muchos de los cuales tienen cuentas privadas con un modesto número de seguidores— pueden publicar fotografías o videos, pero los enlaces externos no funcionan y no hay un botón para volver a compartir, lo cual dificulta que los usuarios puedan compartir las…

Ver la entrada original 1.569 palabras más

Anuncios