Diego Cánovas

emailing

Algunos piensan que el e-mailing está en camino a desaparecer. Herramientas más interactivas y en tiempo real como el Whatsapp, Twitter y el chat de Facebook se han convertido en los principales medios de conversación, dejando al viejo e-mail sólo para la oficina. ¿Pero será verdad? Completamente falso.

La muerte del e-mail es una de esas predicciones que todos los años se repiten y aseguran, pero nunca llega a suceder. Muy por el contrario, la gente sigue suscribiéndose a newsletters, boletines, blogs y demás medios que les envían contenidos personalizados a sus bandejas de entrada y con un altísimo nivel de fidelidad por parte de los usuarios y buenos resultados para las marcas.

Más del 80% del tiempo que pasamos en internet, lo hacemos con nuestra bandeja de e-mail abierta. Esto representa una ventana de oportunidad enorme para que las marcas hablen con los consumidores de manera personalizada y directa.

Ver la entrada original 412 palabras más

Anuncios